Vivir para diseñar: exposición de Ñiko en Xalapa

El pasado 4 de Noviembre el maestro Antonio Pérez Ñiko expuso su más reciente trabajo en la ciudad de Xalapa: una colección de 20 carteles de cine encargados por el editor español Antonio García del Rayo. ¿Qué pasaría si los diseñadores cubanos post-revolución hubieran realizado los carteles de las mejores películas del siglo XX? García del Rayo se ha preguntado lo mismo y decidió responderse encargando diseños a algunos de ellos, entre quienes están Ñiko y próximamente René Azcuy -quien por cierto le propuso una mecánica de trabajo diferente, de lo cual escribiré a su debido tiempo-.


Fue muy grato ver a Ñiko con un excelente estado de ánimo y con un espíritu creativo más vivo que nunca. Entre las obras referidas en los carteles de Ñiko encontramos El hombre del brazo de oro, Rebelde sin causa, El halcón maltés, ¡Viva Zapata!, Drácula, Moby Dick, El hombre invisible, Frankenstein o Sospecha, por mencionar algunas. En estos carteles, lo asistió como realizador gráfico mi amigo Joan X. Vázquez, otro coctelero.


A esta exposición-homenaje asistió gente de todas partes: todos sus amigos y seres queridos, desde sus estudiantes hasta su hija que vive en Cuba y a quien no veía hacía ya varios años. Entre sus amigos diseñadores estuvieron Rafael López Castro, José Ma. Morelos, Leonel Sagahón, Renato Aranda, Paco Gálvez, Manuel Monroy, Paco Calles, Ricardo Ceceña, Arturo Acosta, Alejandro Magallanes, y hasta Xavier Bermúdez ¬¬.

Para finalizar, dejo otro texto del maestro:

Dejamos sentado que todo cartel es demostrativo, sugerente, reflexivo y a la vez, un divertimento para las ideas. El cartel debe ser, ante todo, comunicador de la pasión personal del artista creador. El cartel se adelanta y perpetúa las imágenes de su tiempo. El cartel hace y participa de la historia. El cartel es gusto por lo vivido.

El cartel se aferra a la percepción, mostrándonos propuestas gráficas variadas y juguetonas.

El cartel es susurro, no grito, debe convencerte, enamorarte para que te acerques a él.

El cartel, en fin, es una experiencia individual, peatonal, de todos y cada uno de nosotros, a toda hora, por siempre.

Ñiko


Y además, algunas fotos del evento y de mes amís:

De izquierda a derecha: Paco Calles, Manuel Monroy, Aida Aguilera, Jorge Garnica, Renato Aranda; Leonel Sagahón, el maestro Antonio Pérez Ñiko y Alejandro Magallanes.

Panorama de la exposición.

Algunos de los carteles.

Paco Gálvez, J.G., Ricardo Ceceña y Claus Cortés.

Dubitativo: Arturo Acosta "pssst... reinitaaahhh".

J.G., mi amiga Elvia y el Sensei.

Carteles Cinta Negra: Magallanes, Aranda, el maestro López Castro y Morelos.

Y el postre: Sagahón, Monroy y Magallanes "y soy rebeldeee..."

Este post está dedicado a Rous, quien está enamorada de los carteles de Ñiko, y yo a la vez, de ella. Start believing, lady.

5 comentarios:

plástiko dijo...

Orales, se ve que estuvo muy buena la expo... nosotros nos quedamos con las ganas de ir... esque nos avisaron 2 días antes... ándele Don... no sean gachos... suban los carteles al blog para poder verlos aunque sea aquí...

Anónimo dijo...

qué buena onda que además de mostrar el trabajo de los señores cartelistas de México muestres imagenes suyas, soy de oax... y no tenía de gusto de conocerlos -masquesea así-

Julio dijo...

Me gusto mucho este post, mucha fiesta pero sobre todo muy buenos trabajos.

Anónimo dijo...

domo arigato ¡¡¡ que mas podria decir...

nicol dijo...

SEGUNDAMANO Coches de ocasión y de segunda mano